Preguntas importantes

Generalmente, las personas le preguntan a uno, como religioso joven y como sacerdote, ¿qué se siente haberlo dejado todo por Jesús para vivir en comunidad? También nos preguntan: ¿os gusta vuestro estilo de vida? ¿sois felices haciendo y viviendo lo que vivís?. Más aún, hay personas que nos preguntan: ¿qué hacéis? ¿conducís? ¿cantáis? ¿os divertís? Sí, son preguntas que llegan a lo profundo y necesitan una respuesta. Esta es una breve reflexión que me permito hacer a la luz de nuestra vida porque en la asignatura de Religión no solo se comparten conocimientos; también, y más que todo, lo que uno es. 

Me permito responder a unas preguntas que muchas veces nos han hecho con mis propias palabras, a la luz de mi propia vida.

- ¿Qué es el Orden Sacerdotal? Es una vocación, una llamada, a AMAR desde la propia experiencia de ser AMADO. Y amado ni más ni menos que por Dios. Sí, es enamorarse y apasionarse por Alguien a quien has descubierto en una Comunidad para a partir de allí dar todo lo que uno es, lo que uno tiene a los demás. Ese alguien es Jesús y esa comunidad es la Iglesia.

- Los sacerdotes, ¿se divierten? Claro que sí. Somos personas normales y corrientes con una vocación específica. Nos reímos, nos enfadamos, nos entristecemos e incluso a veces nos venimos abajo: ¡cómo cualquier persona sobre esta Tierra! De vez en cuando salimos, compartimos con las personas a nuestro lado, vamos al cine, a comer algunas veces...En fin, vivimos con intensidad los pequeños detalles de la vida. 

- ¿Qué sucede con el deseo de tener familia? ¿Cómo vivís la castidad? La vivimos como una entrega; una entrega por amor, porque nos da la gana. Nadie nos ha presionado para asumir la renuncia a una familia en pos de un amor que entendemos, comprendemos y vivimos que llena nuestra vida. La castidad es justamente aprender a vivir todas las dimensiones de la vida orientadas hacia Alguien y a través de ella ser capaz de amar con todo lo que somos a todos. ¿Cuesta? Claro que cuesta...hay momentos de dificultad, de duda, de preguntas profundas y planteamientos. Pero sabemos que no estamos solos: Alguien nos acompaña, una comunidad nos motiva...Es posible vivir así cuando tomas la decisión de amar sin fronteras. 

- ¿Alguna vez te has enamorado? Yo respondo con el siguiente vídeo: allí encontrarás mi respuesta: Retazos de mi vida

Lo mejor de todo es aprender a aPASIONarse y descubrir quien es uno, cuales son las fortalezas y las debilidades, que es lo que a uno le motiva y le cuesta. Claro, la vida sacerdotal es eso: ser un humano, como tú, en búsqueda, en tensión por la felicidad. 
Y tú, ¿buscas o te quedas sentado? Te reto a ponerte en movimiento: a descubrir lo que te gusta, lo que te apasiona, aquello a lo que eres llamado...A hacer tu camino hacia la FELICIDAD. Tan en movimiento como estos curas. 

Carlos Alvarado

Buscador apasionado de la verdad. Educador por convicción. En constante afán de aprender. Abierto a lo que cada día, sorpresivamente, me pueda ofrecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario