T1.2: 4ESO: Descubre tu talento

Hablemos del talento para empezar a transitar esta asignatura. ¿Razones? Claro que las hay. ¿Cómo hablar de experiencias de trascendencia en las distintas religiones, de la Iglesia y del compromiso para el cambio en este mundo cuando muy de vez en cuando ni siquiera somos capaces de reconocernos ante el espejo para descubrir toda nuestra riqueza persona? Ese es el primer reto que deberemos superar: ¡descubrirnos algo más y ser capaces de compartirlo en clase!

Comencemos con una pregunta: ¿cuántas veces te han dicho lo que tienes que hacer para desarrollar crecer, para ser alguien en la vida, para poder ser exitoso? Posiblemente los primeros que te han dicho algo sobre esto habrán sido tus padres con muy buen criterio. Nada mal será el escuchar lo que ellos te puedan aportar. Si lo piensas bien, aunque a estas edades quieras desoírles, te ahorrarán más de un dolor de cabeza innecesario.

Los segundos posiblemente, además de tu familia más cercana, serán tus amigos. Después de todo, con ellos pasas buena cantidad de tiempo. Más aún, ellos para ti y tú para ellos, se llegan a convertir en referencias vivas sobre lo que está bien o mal. Esto tiene su importancia de cara a tu identidad porque dependiendo de los que formen parte de tu vida, esta irá en un sentido positivo o destructivo. ¡Decidir bien será clave!

Pero, ¿qué sucede cuando nada de esto te satisface? ¿Qué sucede cuando en el fondo te sientes desajustado respecto a todo lo que te dicen que debes hacer para progresar? ¿Alguna vez has experimentado esa vivencia en la que incluso todo lo que haces o dejas de hacer te deja vacío? Quizás seas algo de lo siguiente: ¡una persona multipotencial!




Pero más allá de esto, lo cierto es que habrá que descubrir cuáles son esas potenciales que tienes. Dicho de otro modo, habrá que profundizar en tus talentos. Para ello, comencemos con una definición.

¿Qué es el talento?
La noción de talento está vinculada a la aptitud o la inteligencia. Se trata de la capacidad para ejercer una cierta ocupación o para desempeñar una actividad. El talento suele estar asociado a la habilidad innata y a la creación, aunque también puede desarrollarse con la práctica y el entrenamiento.

El talento suele entenderse como una expresión de la inteligencia emocional
que consiste en reconocer y manejar los sentimientos propios para crear la motivación y gestionar las relaciones sociales.

El talento innato o heredado se conserva durante todo la vida, aunque puede potenciarse con estudios y prácticas. El talento adquirido, en cambio, debe ejercitarse de manera casi constante.

Adquirir ciertos talentos es relativamente sencillo (es posible asistir a talleres literarios para mejorar la forma de escribir, por ejemplo), aunque otros sólo pueden aprehenderse a partir de la experiencia y, a veces, hasta resultan imposible de desarrollar (el talento para liderar o para mediar en conflictos).

Cómo has podido ver, por lo tanto, es una competencia que también, aunque hayas nacido con ella, necesita de una serie de elementos importantes: entrenamiento, práctica, constancia, esfuerzo, sacrificio, dedicación. Adicional, añadiría la Pasión, pero este será otro tema.

Y, por último, ¿cómo descubrirlos?
No es muy sencilla la respuesta. Primero, será necesario el autoconocimiento con todo lo que esto supone (detenerse, mirarse al espejo, mirar las reacciones, observar lo que uno hace o deja de hacer, sentir la vida con las propias manos. Luego, necesitaremos romper con nuestra zona de confort para hacer aquellas cosas que nos pueden ampliar los horizontes llevándonos a descubrir toda la novedad que habita en nosotros. Tercero, los demás serán importantes por lo que escucharles cuando nos hablan de nuestros talentos será clave para poder comprendernos más y para poder incluso trabajarnos a fondo. Y finalmente, necesitaremos. Por último, tener referencias de calidad y lo traduzco a una pregunta: ¿quiénes son aquellos que significan algo en tu vida? ¿Qué talentos ves que tienen? Te muestro un ejemplo de alguien que considero referencial, puede servirte de ayuda para repensar tu vida.

Entonces, ¿estás dispuesto(a) a descubrir tu Talento?

Carlos Alvarado

Buscador apasionado de la verdad. Educador por convicción. En constante afán de aprender. Abierto a lo que cada día, sorpresivamente, me pueda ofrecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario